Blog

Perros y el estrés post vacacional

Nuestros perros pueden sufrir también estrés postvacacional. Durante las vacaciones cambiamos nuestras rutinas diarias, disponemos de más tiempo libre y solemos pasar más tiempo con nuestros perros. 

Al  volver a la rutina diaria pueden aparecer distintos problemas de conducta,  como por ejemplo:

·         Llamadas de atención.

Es normal que el  perro reclame más nuestra atención,  después de haberle dedicado más tiempo en vacaciones. Debemos intentar que este cambio no sea tan brusco y establecer nuevas rutinas que incluyan tiempo para pasear  y jugar con él.

·         No pueden quedarse en casa solos.

Es frecuente que algunos perros después de estar en nuestra compañía 24 horas, lo pasen fatal al tenerse que quedar solos en casa. Esto puede desembocar en un trastorno de ansiedad relacionado con la separación.

La vuelta de vacaciones, o después de una baja médica prolongada, puede ser el detonante de la aparición de este trastorno.

Los perros lo pasan muy mal al marcharse el propietario, y pueden aparecer síntomas como ladridos,  aullidos, gemidos, destrozos en casa, rascados de puertas, vómito , orina y defecaciones en casa.

¿Qué podemos hacer en este caso?

La ansiedad  por separación es un problema grave que afecta al bienestar del perro. Con ayuda profesional de un etólogo, y si se trata el problema al poco tiempo de aparecer, tiene mejor pronóstico.

Los tratamientos van encaminados a lograr que el animal se quede en casa solo, y tranquilo de forma progresiva. Para esto es necesario realizar trabajos de modificación de conducta, y a veces necesitamos pautar tratamiento farmacológico.

En estos casos, también puede ayudar el uso de feromonas apaciguantes caninas.

 

·         Síntomas de depresión en perro

Los perros son muy sensibles a los cambios bruscos. Si al volver de vacaciones presenta cambios de comportamiento como alteraciones en el sueño, apatía,  pérdida de hábitos higiénicos, anorexia, no soportan quedarse solos en casa, decaimiento, no dudes en consultar con tu veterinario.  Lo primero que hay que hacer es descartar que  está padeciendo algún trastorno  físico (enfermedad).  Una vez descartado lo mejor es ponerse en manos de un especialista en comportamiento, que nos aconsejara como actuar.

 

Os recuerdo, que en general  las conductas no las realizan por venganza y no debéis castigar.

Encarna Jiménez

Consulta de etología veterinaria

Centro Veterinario Los Alpes

C/ Suecia 65

91 306 79 65