Blog

Qué hacer si mi gato engorda

La obesidad en los gatos se ha vuelto un problema muy habitual. La disminución de las necesidades energéticas en los animales esterilizados, el descenso de la actividad física en los gatos con sobrepeso y la falta de ejercicio, hacen que un elevado porcentaje de gatos adultos sean obesos. Los gatos con sobrepeso viven menos tiempo, presentan con mayor frecuencia enfermedades como la diabetes, problemas articulares y en general pérdida de calidad de vida.

Pero que podemos hacer si nuestro gato está engordando, aparte de proporcionarle una dieta adecuada, baja en grasas y alta en fibra. En primer lugar hay que tener en cuenta que los gatos prefieren comer pequeñas cantidades varias veces al día. A los gatos les gusta cazar, y en el caso de los gatos salvajes cazan para conseguir la comida. También les gusta comer en un sitio tranquilo y en privacidad. Teniendo en cuenta todas estas peculiaridades, podemos diseñar un plan para que nuestros gatos no engorden, o para ayudarles a adelgazar.

1. Repartir su ración en varias tomas diarias, una pequeña porción puede ser comida húmeda.

2. Suministrar parte de su ración diaria en un juguete interactivo. Esto se realiza para que tengan que  trabajar para conseguir la comida, esto les obliga a comer más despacio. Aparte de que es más satisfactorio para ellos, trabajar para conseguir la comida es los más parecido a cazar para comer. Comen menos y se sacian más. En esta línea también podemos esconder por la casa pequeñas porciones de su comida, para que jueguen a encontrarla. Hay una gran variedad de juguetes interactivos dispensadores de comida, incluso hay comederos especiales para este fin.

3. Colocar los comederos en sitios tranquilos, lejos de ruido y de sitios muy transitados. En el caso de que convivan varios gatos, hay que poner varios comederos separados en distintas zonas. En muchos casos es mejor darles de comer en habitaciones distintas. Así evitaremos que coman deprisa y en mayor cantidad, ya que esto provoca en muchos casos alteraciones digestivas como los vómitos.

4. Aumentar el ejercicio y la actividad.  Propiciando juegos de acecho y captura como perseguir pelotas, cañas con cuerda. Dedicar un ratito cada día a jugar con ellos, cada uno preferirá un juego distinto, pero generalmente les gusta los juegos de intentar capturar pequeños objetos en movimiento. Para fomentar el ejercicio, es muy interesante proporcionarles estructuras para que puedan escalar, como las torres para gatos.

5. Cuidado, no siempre que nuestro gato nos maúlle es que nos esté pidiendo comida, a veces solo quieren interactuar con nosotros, jugar, que le acariciemos. Pero ellos aprenden que cuando maúllan se les da comida.

Espero que todo esto os sirva de ayuda, pero lo mejor es realizar un plan personalizado en cada caso, teniendo en cuenta todo lo comentado (comida, actividad, privacidad, convivencia con otros gatos). Aunque lo mejor es prevenir desde el primer día la tendencia a engordar.

Cualquier duda que tengáis, así como asesoramiento en juguetes interactivos para gatos podéis consultarnos.

CENTRO VETERINARIO LOS ALPES

c/ Suecia 65    Telf. 91 306 79 65

c/ Aquitania 33  Telf. 91 775 90 64